26
May

Después del jaque.

Escrito el 26 mayo 2011 por José Luis Fernández en General

Y después del jaque del movimiento social en Sol, ¿Cómo seguir la partida?¿Las blancas juegan y ganan o juegan y pierden? ¿o ni siquiera juegan?

 Terminada la campaña, pasadas las elecciones, los comerciantes comienzan a impacientarse por el campamento algo desarbolado ya. Dicen que sólo es el caparazón porque el cuerpo del movimiento ha cedido las posiciones y se mueve a otros terrenos. Pero para los observadores es difícil separar grano y paja si no está bien comunicado.

El calor del movimiento que ha encendido corazones y cabezas por todas partes corre el riesgo de enfriarse y de pasar al recuerdo como una canción del verano a no ser que se alimente adecuadamente cosa que agradará a muchos y desagradará a otros, muchos, que seguirán tarareándola. El punto es si pasará simplemente como una canción de verano o permanecerá como el concepto de canción del verano.

Pensando en formas de seguir la partida, por si ayuda, os propongo una. Una que plantea un corto, un medio y un largo plazo y que tiene su base en lo que hemos aprendido en esta temporada, en nuestros foros sobre innovación e innovación abierta, modelos de valor, ecosistemas y desarrollo de propuestas centradas en el cliente.

El corto consistiría en  definir un paquete de reivindicaciones muy básico pero completamente común que incluyera por ejemplo medidas contra la corrupción, otras que garanticen la separación de poderes, otras que permitan evaluar la calidad de la gestión de los que nos gobiernan… El objetivo principal sería desarrollar la capacidad de alcanzar el consenso de forma unívoca y clara.

 El medio plazo se centraría en conseguir que esos objetivos formaran parte del programa electoral de los diferentes partidos y evaluar su consecución es decir desarrollar la capacidad de influir.

Si pensamos en el largo, imaginad un ciudadano amplificado, conectado,  visto como el cliente del sistema, como el proveedor, como el maestro, como el consejero o el financiador. Un ciudadano que puede ser consultado de modo dinámico y capaz de proporcionar mecanismos de innovación ante cuestiones relativas a decisiones o problemas de los poderes actuales que les sirven y a los que sirven y no como ahora que únicamente ponen un granito en una cajita para que los que dicen que le representan le “representen” en todo lo representable cada 4 años.

 Hoy existen formas de diseñar entornos de web colaborativa, red social, plasmática, sin colores, donde pueda expresarse, dar ideas, recibir datos así como proporcionarlos o dar eco a las ideas de otros. Diseñada para capturar y potenciar lo mejor, agregar las posturas de acuerdo/desacuerdo ante cuestiones concretas, en definitiva representar a un amplio porcentaje de ciudadanos y configurar una especie de poder consultivo adicional a los existentes, la voz del cliente, la voz del ciudadano, que está vivo, que habla y que no necesita que le interpreten sino que le escuchen.

Comentarios

julian 27 mayo 2011 - 14:36

Puede que algún día recordemos lo sucedido a final de esta campaña como el inicio de un modo diferente de influenciar en la gestión política.

Y en el fondo, no estará tan lejos de lo que debió ser la democracia en su origen: los ciudadanos identifican los problemas y los políticos proponen alternativas para solucionarlos, y las gestionan. Es decir: zapatero a tus zapatos. Dicho sea sin el más mínimo ánimo de personalizar. 🙂

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar