3
May

QUIEN SE HA LLEVADO MI IVA?

Escrito el 3 mayo 2010 por Jesus Guerro en General

Es mucho lo que se está discutiendo, como por otra parte es lógico, al respecto de la implantación de una medida como la subida del IVA, a cerca de su conveniencia y por ende de su impacto en la sociedad y en el consumo.

Mucho me temo que no serán en este caso y me refiero más concretamente a la cesta de la compra, los ciudadanos de a pie los que cargen el sobreesfuerzo del IVA al vacío de sus bolsillos-

Apuesto más bien por una llamada a filas por parte de los grandes Retailers a sus Proveedores para negociar la manera en que dicho imprevisto, no afecte a los precios de los lineales y de este modo no perder ventas, que es lo que nadie quiere. Bien es sabido que lo que más preocupa a una Gran Cadena son las reacciones de su Competencia pues se trata de su única referencia en Precios y ninguno de ellos querrá que le coloquen el muñeco de inocente, el último de los calificativos con los que su organización de compras querrá identificarse.

De este modo y recordando cómo actuaron las grandes cadenas de alimentación frente a reglamentación que prohibía plazos de pago superiores a los 90 días en el año 2.005 aumentando sus índices de rappel en la plantillas de proveedores, me jugaría una cena a  que en esta ocasión recurrirán a una estrategia similar. Estos 2 puntos serán añadidos al rappel, a la promoción A o B, al merchandising, al pasamanos o a cualquier otro apartado negociado con el proveedor en su plantilla anual.

De esta manera, serían las empresas proveedoras quienes asumirían el impacto, viendo rebajar en 2 puntos su margen de rentabilidad neta.

Aquí podríamos preguntarnos, que de suceder esto y lo mismo me refiero a importantes distribuidoras con poder de negociación sobre sus proveedores, si sería más duro para una familia sumar 2 euros de cada 100 a su cesta de la compra o reducir 2 puntos un margen empresarial que puede comprometer su sostenibilidad a medio plazo y pueda resultar nocivo en consecuencias derivadas de decisiones contractuales.

 Paradójico que una medida de reducción de déficit público generara más necesidad de gasto público.

Las cadenas harían en cualquier caso su trabajo, forma parte de las reglas del juego. Lo difícil aquí resulta evaluar si el aumento de la recaudación manteniendo teóricos niveles de consumo, sería suficiente para compensar ese esfuerzo y sus consecuencias. Esperemos que se repartan mucho esos 2 puntos, entre sectores, agentes y personas.-

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar