21
May

La carga del coche

Escrito el 21 mayo 2010 por José Luis Fernández en Lean Services

Estos días llegan muchas noticias entorno a los coches eléctricos y su despliegue. Uno de los principales procesos por cerrar es el modo de carga de las baterías.

Aparte de los deseos de los diferentes potenciales jugadores y poniendo mi ignorancia por delante, me gustaría que me ayudaseis a visualizar las diferentes opciones.

Parece que hay dos tendencias fundamentales, una que cada cual se cargue su batería y otra que te den la batería cargada.

En el primer caso las claves son la ubicación de los “surtidores” y el tiempo de carga. Se habla de unas cuantas horas, en una carga normal y de unos cuantos minutos en los surtidores de alta potencia  (350kv) con los que están experimentando ya.

En este primer modo, se postulan las cabinas de teléfono poco útiles ya (Endesa-Telefónica) con las que se está experimentando http://www.larazon.es/noticia/1504-llega-a-espana-la-primera-cabina-telefonica-que-recarga-el-vehiculo-electrico

Sinceramente no acabo de ver cómo se resolverán las cuestiones de proceso en este caso, reserva de aparcamiento, demanda/oferta por zonas y franjas horarias, mantenimiento y gestión de riesgos, trasiego de cables, me figuro que será un servicio complementario del modo de carga rápida.

Los surtidores de alta potencia podrían corresponder a las actuales gasolineras, o a los parkings, o a los centros comerciales, el tema es el montaje de infraestructuras porque según parece esa potencia haría saltar los fusibles de 20 hogares.

La otra opción, pasa por la estandarización de las baterías lo que debería ser un requisito del diseño, pero claro, en esta fase de innovación todos querrán imponer su estándar con lo que pasará algún tiempo hasta que se vaya centrando el tema. Desde el lado de la operación habría una producción y una distribución. Lo veo más como las bombonas de butano, llegas al distribuidor, cambias e instalas la cargada. Para las cargas habrá un mercado que lo pueden componer granjas solares y otros centros específicos de carga.

Una interesante reconfiguración del sector y un interesante desarrollo de servicios.

El tema es que sin surtidores no hay coches y viceversa con lo que,  teniendo en cuenta que la segunda opción se fía a largo y que hay muchos intereses en captar parte del negocio a diferentes niveles, la posición de Endesa/Telefónica y de nuestro Alcalde de apoyar la iniciativa de carga y facilitar impositivamente la adquisición de estos vehículos parece la única aplicable en esta fase. ¿Cómo lo veis?

Comentarios

Francisco Rodriguez 24 mayo 2010 - 14:59

José Luis,

Llevo más de año y medio metido un poco en el mundillo del EV, como simple aficionado. Desgraciadamente no me une a la industria nada, a parte de la pasión por los coches.

En este aspecto, considero que el modelo de negocio tipo “bombona de butano” creo que no es un buen desarrollo. Carlos Ghosn, CEO de Nissan, tenía en su plan comercializar el Leaf bajo el esquema de batería intercambiable por el usuario en 5 minutos, y por tanto dándote en alquiler la batería, creando así un negocio adicional para las gasolineras, como punto de distribución y recarga.

El problema es que ese modelo de negocio hace flaco favor al usuario ya que las baterías van contando ciclos y yo, que acabo de comprarme un leaf (por ejemplo, que no es el caso) tengo mi batería nuevecita y la voy a colocar en un pool donde las baterías son más viejas (y más agotadas). Además, no sabiendo el número de ciclos que lleva, la batería tiende a perder capacidad de recarga y la autonomía se reduce, sin mencionar el hecho que la cuenta “alquiler + energía” no compensa cara al diferencial de gasto por uso de gasolina.

Sospecho que este fue el motivo principal por el que se ha decidido en Nissan hacer el Leaf con la batería en venta. Era el único fabricante que podía, en un futuro inmediato, adscribirse a este modelo, que al final (gracias a Dios) ha rechazado.

Por otro lado, de alguna manera, la innovación y la “materia gris” no se está viniendo a España/Europa. Los principales exponentes de esta tecnología, Tesla y Fisker, no abren sucursal en España y, el potencial que tenemos en España, no lo aprovechamos del todo.

Yo, a medio plazo, veo cómo el futuro se presenta como una clara apuesta por los híbridos enchufables, y eléctricos con generador. Soy más defensor de este último, ya que podemos obtener lo mejor de dos mundos. Aunque fan #1 del Tesla Model S, el Fisker Karma es un coche eléctrico, con un motor orientado sólo a generar energía eléctrica para la carga de las baterías.

El único inconveniente es que han equiparado el motor de combustión, en cuanto a potencia, al motor eléctrico y han puesto un motor de 200 cv. Así pues tienes un coche de más de 400 CV con 200 cv por motor. Han primado prestaciones. Su autonomía depende siempre del uso que se le de, pero anuncian 1000 Millas por galón (lo que en España llamamos 0,23L a los 100km) de media durante un año (haciendo 80 km diarios sin encender el motor de combustión y cargando la batería en casa).

Tesla, con el Model S, ha apostado por una gran autonomía con unas grandes (y pesadas) baterías, con un espacio interior grande y 5 plazas completas. Su tren rodante, procedente de AC Propulsion, es un excelente componente que permite obtener unas elevadas prestaciones con un consumo, al menos, acorde. Hoy en día, en el Roadster, hay gente que ha conseguido autonomías de casi 400km, aunque depende del trato que le den al coche.

Creo que en este aspecto, el que sepa crear un coche con un motor que use combustible alternativo no derivado del petróleo, de larga duración y un 90% menor de emisiones, destinado únicamente a la generación de electricidad, que pueda garantizar la red suministro, que tenga una plataforma eléctrica parecida a Tesla pero con el concepto de Fisker, será la alternativa que España puede aportar a la comunidad internacional.

Y lo mejor es que en España tenemos gente (y empresas) muy buenas (y creativas) en las que se puede invertir y crear futuro que, al menos, que suple mis tres primeras premisas.

Aunque de todo el paisaje del EV, los que más salen beneficiados son los productores de Litio y mi único miedo es saber si vamos a cambiar de cártel: unos con turbante y otros en Bolivia, ya que actualmente los mayores yacimientos de litio se encuentra allí. Esperemos que de este revulsivo de la industria saquemos conocimiento y tecnología, ya que en el año 2005 todo el litio de todos los portátiles que se vendieron en todo el mundo, sólo da para hacer 30.000 Teslas….

Un saludo,

Francisco.

José Luis Fernández 27 mayo 2010 - 16:44

Gracias por tu contribución, Francisco, que nos permite entender el escenario actual.
Acerca del tema de la recarga, sigo pensando que debería ser más sencillo. Quizás se puedan equipar las baterías con algún dispositivo que permita clasificar en que momento del ciclo de vida y nivel de carga están para la gestión de su sustitución.
Sobre tu reflexión relativa al litio y a su suministro, he encontrado un link interesante en el que se enumeran las alternativas. Por mi parte, tengo muchas expectativas en la nanotecnología para resolver este tema.
http://blogs.elpais.com/eco-lab/2010/04/la-bateria-de-litio-del-coche-electrico.html
A ver si no perdemos este tren que promete ser una fuente de empleo interesante.
Un saludo,
jose luis

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar