2
Oct

La puerta de Brandenburgo.

Escrito el 2 octubre 2009 por José Luis Fernández en Lean Services

brandenburgoJared Diamond, en su libro Colapso, describe cómo la sociedad rapa nui de la Isla de Pascua dilapidaba los pocos recursos naturales que poseían, en un entorno difícilmente sostenible, sus magníficas construcciones pseudoreligiosas/ornamentales.

No sé por qué me he acordado de él al ver que dentro de nuestro ya célebre plan E una de sus actuaciones incluye una réplica de la puerta de Brandenburgo, además de la Torre Eiffel algunos monumentos más dentro del contexto de “parque Europa”.

Este es sólo un ejemplo curioso entresacado de cientos de intervenciones.

Entiendo que el excedente generado por la caída de producción incluye a muchas empresas y trabajadores, entiendo que se necesitaba un balón de oxígeno, entiendo que el modo de gasto distribuido  aplicado por los ayuntamientos es una forma de reparto tipo pedrea sin gordo…

Meses antes de arrancar el plan,  hablando con un familiar  relacionado con el ayuntamiento de Sevilla me comentaba escandalizado: “nos piden que saquemos cualquier proyecto para la adjudicación de presupuestos, tiene que ser rápido, en tres meses empezamos…”

Se dice que si a Einstein le hubieran dado una hora para salvar al mundo, habría empleado 55 minutos definiendo el problema para encontrar la solución en los últimos  5, en este caso las proporciones se han invertido, 55 minutos tratando inútilmente de solucionar el problema y 5 definiéndolo.

En este blog tratamos de pensar en formas de maximizar el valor reduciendo el desperdicio, invertir en optimizar procesos, en agrandar las porciones de valor de los participantes del proceso. El corto plazo, la improvisación, la falta de ideas y de análisis también son desperdicio.

“Somos arquitectos de nuestro propio destino.” – Albert Einstein

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar