20
Abr

Sarkozy Pierde su Imagen en el Estanque

Escrito el 20 abril 2009 por Jesus Guerro en General

No hay a quién se le pase por alto el gusto que por lo mediático ha exhibido el presidente francés. Su romance con la cantante y modelo Carla Bruni, nada más alcanzar el Eliseo, le otorgó esa nota de sabor glamuroso del que su propia carrera política carecía. Se advertía incluso, un ímpetu por desvanecer cierto complejo personal que la musa se encargó de enmendar con la belleza y la clase de la que hace gala . Sus paseos por China rodeados de paparazzis resultaba una imagen nunca vista hasta entonces en un estadista, más familiar entre los saraos de la farándula y el espectáculo que de la discreción y opacidad que caracterizan a los recesos presidenciales.


La explosión de la crisis internacional en el segundo semestre del 2008 coincidiendo en la rotación, con la presidencia de la UE por parte de Francia, catapultó al astuto dirigente transpirenaico, directamente al estrellato. Lo que para otro hubiera significado el compromiso de una patata cliente, a Sarkozy le proporcionó el más alto escenario para ganar presencia en la arena pública internacional . Se frotaba aun más las manos, sabiendo que la presidencia norteamericana de Bush se encontraba en fase de desvanecimiento y moderación escénica en vías de una inminente transferencia de poderes.
Por todo ello, Sarkozy se sintió durante esa etapa, más amo del mundo de lo que quizás los haya sentido ningún otro presidente europeo en los últimos 50 años. Si bien sus primeros movimientos se tornaron en dislates, concertando una reunión bilateral con Alemania que produjo el malestar del resto de socios y la innoportunna imagen de desunión que transmitió a todos los europeos. Alemania, en un claro gesto por demostrar que sigue siendo que manda, se apresuró a anunciar medidas de protección de depósitos bancarios por parte del estado.
Tampoco se nos escapa, el trato tan especial por no decir insolente y claramente fuera de protocolo que deparó a la comedida canciller alemana en algunas de sus comparecencias conjuntas. Eso sí, simpre salpicadas por esos guños de ojos o esa sonrisa con los que cree poder saltarse legítimamente las normas del trato entre prsidemtes.
Así, Sarkozy fue ganando con un dominio de la escena pública fuera de toda duda, una posición de Liderazgo que supo muy bien asesorado, explotar en toda su dimensión.
Pero esta narcosis de popularidad que tuvo su punto y a parte en la cumbre del G20 en Washington, no ha tenido, pese a los intentos del presidente francés, una duración infinita. En un alarde de osadía sin precedentes en el seno de la UE, Sarkozy llegó a resistirse a transferir las competencias, de acuerdo al riguroso procedimiento comunitario, a la República Checa, aludiendo que la crítica coyuntura requería de la continuidad de su liderazgo al mando del timón de Europa. Obviamente se quedó solo en su planteamiento.
El impacto súbito que ha producido la elección definitiva de Obama como presidente y el abrumador Liderazgo político que desde el primer día ha desplegado, creo no exagerar si digo que nos encontramos ante un fenómeno sin paragón, ha terminado de hundir a Sarkozy en un segundo plano en el que el mandatario galo patalea como niño malcriado.
Sus desafortunadas declaraciones previas a la cumbre del G20 de Londres poniendo en duda tanto la eficacia de la cumbre como la coherencia política del presidente americano hubieran supuesto un autentico boicot a la imagen de unidad que se pretendía difundir si no hubiera sido porque ya todos conocen de su dificultad para saber discernir los asuntos de Estado de las efervescencias de su ego caprichoso . Sus torpes manifestaciones a posteriori de la cumbre, vienen de nuevo a poner en evidencia su calado como estadista.
Y es que , cual Narciso meditabundo, Sarkozy ha perdido su imagen en el estanque. Por mucho que se mira sólo parece descifrar el reflejo de una imagen con la que no se consigue identificarse y que es mal que le pese, manifiestamente más alargada.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar