21
Ene

Change, we can…

Escrito el 21 enero 2009 por José Luis Fernández en Lean Services

Llevo un rato tratando de relacionar de algún modo la omnipresente toma de posesión de Obama con nuestro foro de Lean Services. (Para ver si atraigo a algún incauto)
Lo intento desde la perspectiva de gestión del cambio…Change we can…
Además en el hilo de “Redes de valor, coopetition, confianza” pintábamos un marco en el que ubicábamos la situación actual, la visión y nos quedábamos con el rol del líder..
Cambios hay de muchos tipos,
Evolución, transición, transformación; tienen claramente diferentes connotaciones Unos requieren de conciencia de necesidad del cambio, unos requieren visión y líder mientras otros son más, digamos, orgánicos.
En función de la escala, ( y desde el individuo y su red social) se puede cambiar en el ámbito personal, como pareja, familia/grupo/equipo, red de socios/sector, ciudad, país, imperio, especie…cuanto mayor la escala mayor el número de personas a poner de acuerdo.
Lo que si está claro es que para cambiar hay que arrancar, atraer, generar momento, movilizar..Ahí es donde se requiere el líder, alguien que nos imprima a fuego la necesidad y urgencia de cambio y que nos arengue describiendo los retos que tendremos que afrontar, la forma que tendremos de afrontarlos, colaborativa/combativa que nos recuerde nuestras fortalezas, que nos proporcione la visión y que nos guíe hacia ella contra viento y marea…un líder capaz de acotar nuestra misión y de arrinconar los comportamientos inmovilistas o destructivos, alguien a quien merezca la pena escuchar y seguir porque el camino que nos describe nos hará continuar vivos…
El discurso de ayer , considerando la magnitud de la tarea que este hombre se está echando a la espalda, buscaba eso, estaba salpimentado de un poco de cada cosa, y además es bastante exportable a otros entornos/sistemas más domésticos que piden el cambio ( y el lider) a gritos como empresas, sectores, clases políticas, modelos financieros y administrativos…a ver si se contagia el ánimo!!
Os dejo un párrafo de Good to Great (Collins) donde se preguntaba ¿Por qué sobrevive una empresa?
“Las grandes compañías más longevas no existen únicamente para proporcionar retornos a sus stakeholders. De hecho, en compañías realmente grandes, los beneficios y flujos de caja se comportan como la sangre y el agua en un cuerpo sano: son absolutamente esenciales para la vida pero no son la naturaleza de la vida.
Estas empresas, preservan sus valores y propósito mientras sus estrategias de negocio y sus prácticas operativas se adaptan una y otra vez al mundo cambiante. Esta es la combinación mágica de “preserva el núcleo y estimula el progreso”

Comentarios

Andoni Carreño 21 enero 2009 - 22:46

Hola José Luis,
Antes de nada, felicitarte por el post.
Ayer estuve observando con mucha atención las palabras de Obama. Y no solo es un excelente orador, con un excelente guionista de 27 años como ayudante. Sino que además ha sabido escuchar y entender que necesitaban los votantes y eso es un ingrediente fundamental para gestionar un cambio con éxito sea del tipo que sea.
El segundo ingrediente que encuentro en él es, el “profundo respeto a lo hecho hasta ahora”, al pasado. Si es cierto que crítica muchas iniciativas, pero sus mensajes se centran más en el futuro que en criticar el pasado y eso es un acierto, porque el pasado también estuvo hecho por americanos y si respeta su trabajo, les respeta a ellos. Quizás si pudiera, criticaría con más ahinco a sus rivales, pero no lo hace porque sabe que complicaría las cosas parar todos.
Y el tercer ingrediente que encuentro en Obama y que es clave para inspirar un cambio profundo es “su actitud positiva”. Es capaz de movilizar la energía porque se centra en la realidad del receptor. A veces en puestos de tanta responsabilidad olvidamos que cada cara, cada gesto, cada palabra va a ser interpretado. Toda su campaña ha sido un ejemplo en este sentido.
Ahora solo le falta…otro ingrediente fundamental cuando queremos que un cambio no solo ocurra sino que perdure. Ahora le toca demostrar resultados y cumplir con sus promesas que no es poco con lo que tiene encima. Solo así podrá terminar la campaña “Yes, we can” con el mismo orgullo que la empieza.

jose luis 22 enero 2009 - 16:06

Gracias Andoni,
En línea con tu argumento, la frase del discurso:
“Hoy nos reunimos porque hemos elegido la esperanza sobre el temor, la unidad de propósitos sobre el conflicto y la discordia…”
No es lo mismo generar momento y liderar el cambio que imponer un cambio. El sentimiento de esperanza, de logro y la certeza de que el todo va a ser mayor que la suma de las partes son muy poderosos en proyectos de cambio a la vez que difíciles de obtener y de mantener (frágiles). Coincido contigo en que llega el momento de demostrar pero también de asegurar la sostenibilidad de la imagen proyectada.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar