26
May

Comprar en Tiempos de Crisis

Escrito el 26 mayo 2008 por Jesus Guerro en Procesos y ERP

Jesus Guerro
Sabemos que se está produciendo desde hace un tiempo una constante escalada de precios en materias primas fundamentales que son en muchos casos el pan y la sal de la lista de componentes de productos industriales con especial atención a los alimentarios.
En tiempos de inflación, los compradores, inicialmente con buen criterio….


hacen acopio de lotes de materia prima mayores, con el firme propósito de retener con un precio original menor el coste final del producto.
Es entendible tal estrategia aunque a nivel global lo que propiciará será una mayor pendiente en la subida de precios pues ya sabemos que a mayor demanda…Sin embargo nadie somos culpables de lo que sucede en el mundo y quién nos paga es nuestro jefe así que pensemos en qué consecuencias puede traernos aumentar el tamaño de los lotes de compra.
Lo ideal, claro está, sería negociar un precio cerrado en un contrato marco en el que las facturas y los plazos de pago se generen a partir de cada aprovisionamiento parcial. Sin embargo nuestro proveedor de materias primas hoy en día no estará por esa labor…
Podremos cerrar precios pero tendremos que hacernos con la mercancía y en un par de días nos llegará la factura. Y ¡tendremos que pagarla!
Por eso debemos tener en cuenta que:
1-. El Cash Flow de nuestra empresa deberá aguantar el envite. Es decir que disponemos del conveniente pulmón de tesorería, para que adelantando pagos que hubiéramos fraccionado en tiempos futuros, nuestros cobros previstos los seguirán superando, de lo contrario la empresa se encontrará en situaciones de incapacidad de pago, muy desagradables.
2.- Existe un coste de Oportunidad asociado a los sobredimensionados lotes de compra. El dinero empleado en el sobrante de demanda interna, daría un rendimiento R si lo aplicáramos en Inversión. Si tomamos como suelo la renta fija, hay entidades bancarias que ya están ofreciendo rendimientos superiores al 5% anual. Consideremos por tanto el tiempo que tardaremos en incorporar la materia prima sobrante y el ahorro de precio negociado.
3.- Cuando la materia prima es perecedera y debe incorporarse al flujo productivo y forzamos su planificación, incurriremos en una “Autohuelga” a la Japonesa produciendo más de lo que podemos vender, con desajustes de organización y operatibilidad. He llegado a ver empresas de gran tamaño sacando los palets a la calle por falta de espacio.
4.- Parte del material puede estropearse o pasar a obsoleto. Especial atención en este aspecto a componentes de etiquetado, plásticos o embalajes, donde la normativa es variable o desde Marketing se deciden cambios de Imagen. Uf! Dónde se nos va la brillante operación de compra…
Conseguir el mejor precio dadas unas especificaciones, es la obsesión de todo comprador y así debe ser, pero sin olvidar que la empresa es un equipo y que lo que es un objetivo en un Departamento puede ser un lastre para la Organización. Y sobre objetivos hablaremos…

Comentarios

Oscar 5 junio 2008 - 10:33

Cuanta razón tienes, aunque quizás debería añadir otro punto a tener en cuenta a la hora de hacer acopio de materia prima en tiempos de crisis…, “TENDENCIAS DE CONSUMO”.
Piensa sobre esto y debatimos.
Un saludo,
Oscar.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar